Madrimaná | El regreso de Mary Poppins
1914
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-1914,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

El regreso de Mary Poppins

‘El regreso de Mary Poppins’

Michael Banks era solo un niño cuando la cuasi-perfecta niñera Mary Poppins visitó por primera vez la casa de los Banks, pero ahora es un hombre adulto que tiene sus propios hijos. Michel, un artista en dificultades, tiene un empleo temporal en el Fidelity Fiduciary Bank que es la misma institución financiera donde su padre y su abuelo trabajaron antes que él. Michael vive en el nº17 de la Calle del Cerezo con sus hijos Annabel, John y Georgie. Corren malos tiempos en el Londres de la era de la Depresión. Es la década de 1930, y la ciudad está sumida en la «Gran Depresión», así que hay poco dinero, la gente lo pasa mal y el futuro es incierto.

 

Además, la familia intenta recuperarse de la reciente muerte de la esposa de Michael. La casa está en mal estado y reina el caos, a pesar de los esfuerzos de Ellen (Julie Waters), su poco eficiente pero bien intencionada ama de llaves. Los niños, enfrentados a la dura realidad y a la carga de la pérdida de su madre, tienen que asumir responsabilidades de adultos y se ven obligados a crecer demasiado deprisa.

 

Su hermana Jane ha heredado el entusiasmo de su madre por las buenas causas y, aunque se dedica a promover los derechos de los trabajadores, encuentra tiempo para ayudar a Michael y a su familia siempre que puede. Además de sobrellevar su propia tristeza, a Michael le resulta cada vez más difícil comunicarse con sus hijos. Al mismo tiempo, el presidente del banco, el Sr. Wilkins, que se muestra como un mentor considerado y altruista de Michael, es en realidad un hombre retorcido y astuto que ha puesto en marcha la ejecución hipotecaria de la casa de los Banks que hunde aún más a Michael.

 

Afortunadamente, las cosas empiezan a cambiar y la enigmática niñera dotada de habilidades mágicas que puede convertir cualquier tarea aburrida en una aventura  fantástica, vuelve a entrar en Las vidas de la familia Banks, y sin haber envejecido absolutamente nada. Mary Poppins recurre a su viejo amigo Jack, un encantador y optimista farolero y emprenden con los hijos de los Banks una serie de extraordinarias aventuras en compañía de personajes tan pintorescos como la excéntrica prima de Mary, Topsy, y su pandilla de entrañables faroleros, que vuelven a inundar su hogar de vida, amor y risas.