Madrimaná | Francisco. El padre Jorge
1628
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-1628,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Francisco. El padre Jorge

Durante el cónclave de 2005 en Roma, una joven periodistaespañola, no creyente, conoce al arzobispo de Buenos Aires.

Le llama la atención que resulte el segundo más votado enla elección del Papa y también los intentos por desprestigiarlo entre los demás cardenales.

La periodista se traslada a Buenos Aires para hacer unaserie de notas.

Poco a poco, va descubriendo que el padre Jorge es, antetodo, un cura cercano, austero y un trabajador infatigable.

Es un cura que vive mezclado con la gente siguiendo lasenseñanzas de Jesús y por eso viaja todo el tiempo en eltransporte público.

A través de los ojos de la joven, entramos con el arzobispode Buenos Aires a las villas de emergencia donde los pobreslo adoran, a sus luchas contra la trata de personas, contrael trabajo esclavo y contra la corrupción esté donde esté.

El padre Jorge termina ayudando a la periodista, como loharía con cualquier otro que lo necesitara, a desatar losdiversos nudos que van ensombreciendo su vida personal.

Los entretelones del cónclave del 2013, los vemos a través de los ojos de ambos. Así se llega al momento en que esecardenal, auténtico pastor durante toda su vida, es elegido Papa.

La elección del nombre de Francisco es coherente con toda una vida como cura que ha estado regida por lo que está enel centro mismo del evangelio: la pobreza y la lucha porayudar a los más necesitados.

Todos los momentos de la vida del padre Jorge, así es comosiempre ha querido que se lo llame, que se ven a través de la periodista están teñidos por la misma visión conmovedora, renovadora, sabía, misericordiosa, con la queel Papa viene asombrando a sus fieles.